Cuento de hadas


Érase un corazón
que aunque le temía al amor,
aun latía entusiasmado.

Érase una Ilusion
que en sus ojos de color,
mil matices fue creando.

El viaje comenzó
con la simple devoción
de quien persigue sus sueños.

Y al despertar nació
en mariposa deslumbro,
una oruga de triste anhelo.

Y al madrugar brillo
ante el asombro del sol
que nunca le dio consuelo....

Érase que emigro
De la larva en ansiedad
desprendiendose del velo.

La oruga en soledad
la que no creia viajar,
ahora es libre en pleno vuelo...

Érase inspiración
a la sombra del balcón
de una princesa sin sueños.

Cuando se transformo
en su ejemplo libero,
temores que un día la atarán.

En la oruga aprendió
la metamorfosis real
de su propio cuento de hadas.

Érase la lección,
mariposa que inspiro
a una princesa encantada.





- Posted using BlogPress from my iPhone