No tengo nada que decir...




Debo reconocer que hay ciertos días que no tengo palabras para nada, aunque mi alma grita por dentro como exorcismo a pleno anochecer, me lleno de miedos que inexplicables acechan mi entorno.
Temo los minutos de cada hora, y las horas de cada día, temo no poder reaccionar, mirar hacia atrás y encontrar que el tiempo no ha borrado lo que fui sin voluntad, temo la realidad actual y el pasado silente que viene cada que mi mente me traiciona en incertidumbre y vacío emocional. Siento que no hay nada en mi, que la capacidad del todo me ha perdido en la nada y me encuentro en medio de los escombros del dolor; Aun no tengo nada que decir, si mis palabras mezquinas se aferran a ignorar que aun no puedo elegir, me encerrare en el silencio de las paredes vacías que hoy me alejan de vivir, y en las lagunas aucentes de realidades mundanas desafiare mi existir.




- Posted using BlogPress from my iPhone