mis 31....


En mi cumpleaños quiero velas blancas,
de las que no pueda nunca apagar.
Quiero a los amigos de la vida entera
y a los que a mi vida acaben de llegar,
no quiero regalos que no usare nunca,
prefiero un abrazo con sinceridad,
por que entre las cosas que ha inventado el mundo,
la tegnologia no conseguira
hacer un invento tan satisfactorio
como un buen amigo con quien recordar.

El dia que te aumenta la cifra de vida,
tambien se incrementan todos los recuerdos,
todas las anecdotas de quien fue crucial,
aquellas que dejan estrujando el alma,
y con las que reimos sin poder parar,
quiza algunas otras con mucha impotencia
pero con lecciones que no olvidaras.

La noche es de fiesta, por que por el dia,
son las bendiciones que hay que respirar,
aceptando a cuestas que al final del dia,
el viaje es de ida, y no hay vuelta atras.
Por eso este dia que festejo tanto,
no ha sido tan solo para derrochar,
es que entre la gente que me da alegria
quiero compartirles mi felicidad,
desde aquella cuna que abrigó el inicio
de cada pisada en el duro andar,
por que mentiria si no reconosco
que ha sido una guerra la que hay que enfrentar,
aunque lo sembrado con fé en tus ideales,
te ragala frutos como este año mas......