Escucha tu corazón:


   Una mujer vive ahí, un alma que aunque de a luz padece crudas tinieblas, maltratos y gran dolor, la que actúa por emociones, protegiendo una familia que nunca le agradeció, la que digna en sus desgracias convierte malos momentos en sonrisas de ilusión, y que en sus días infelices busco refugio en los brazos que quizá nunca encontró, una amiga, madre, hermana o la abuela que murió. Por si olvidaste su lucha, recuerda tu nacimiento y piensa si es suficiente lo que a cambio recibió cuando al seguir tu destino tus labios no pronunciaron admiración o perdón… Aunque lo más admirable sea que ni en el peor momento cambie su amor por rencor; En una mujer valiosa ese el sexto sentido que en su andar la protegió...