Siempre espere verte pronto
para escuchar tu razón,
siempre espere que volvieras
a compartirme tu amor.

Y paso una vida entera
en la que crecí sin ti,
y paso sin la respuesta
pero aun te comprendí.

Hoy que se acabo la espera
es mas tarde para ti,
hoy que ya no me haces falta
tu necesitas de mi.

Necesitas mi cariño
y es extraño para mi
necesitas mis palabras
y yo no se que decir.

Quizá sea por tus fantasmas
o la conciencia insistió,
y a pesar de la distancia
tu alma no me abandono.

Sin duda me siento en deuda
y algo no puedo pagar,
mi vida, por que sin ella
nada pudiera gozar.

Ese titulo que anhelas
en el viento se perdió,
entre suplicas y ruegos
cada día se esfumo.

Sin embargo es lo de menos
que sea una silaba o dos
pues resulta irrelevante
si sobrevivió el perdón.