Mil momentos...




Los días de insomnio recreando un instante.
Mañanas felices para recordar.
Reuniones tan plenas por la compañía.
Música excitante y sentimental.
La montaña rusa de cada momento.
Los detalles bellos de alguien especial.
Las palabras justas con magia y a tiempo.
Los reproches vanos a reconciliar.
Caminar descalzos en un día de playa.
Correr algún riesgo sin miedo a fallar.
Dejar los prejuicios y aceptar los cambios.
Sonreírle al tiempo sin desesperar.
Un estado intrépido de darte a la fuga.
Desahogar los nudos y poder gritar.
Dar un beso intenso.
Llorar a escondidas.
Coincidir con alguien tan y tan igual.
Evitarle al débil momentos amargos.
Sembrar con paciencia la cordialidad.
Llegar a una meta y proponerte otra.
Hasta que esta vida llegue a su final.