Almanaque emocional




En medio de una mesa de regalos
anhelo con el alma tus abrazos,
la dulce sensación de tu sonrisa
siguiendo tambaleante tras mis pasos.

El sueño en que nacía mi esperanza
con dulces lloriqueos en tu regazo,
con dolo se transforma en lejanía
de tiempo y mil kilómetros al paso.

Ayer es la palabra ya extinguida
que escapa de mis manos a distancia,
con ansia de ser parte de tu vida
fugaz y tan efímera fragancia.

Esencia de una noche de año nuevo
impregnando mi alma de nostalgia,
e irónica alegría me profesan
aromas del recuerdo de tu infancia.

Mi espíritu se abraza a tu recuerdo
augurando en tus ojos la promesa
digna de tal obsequio insuperable
que el corazón irradia de sorpresa.

Un duelo de emociones encontradas
que por su dualidad hoy me confunden,
de un frágil sentimiento fortalece
la fe sin el dolor que me derrumbe.

La cúspide entonando campanadas
las doce en que escondemos los deseos
aquellos que añoramos con el alma
son siempre los que menos poseemos....