Puedo...

Puedo pasar las horas infinitas en crear la mejor pose de ti, y con el tiempo eterno en nuestras citas imaginar que no eras, que yo fui.
Puedo crearme ideas y sentimientos tras los que seas sublime insuperable, puedo creer que mintiendo en tu nombre recuperare el tiempo y que no es tarde.
Puedo permitir nubes de colores donde el recuerdo me hable bien de ti y contagiar al mundo de mi anhelo para reconfortar lo que por ti viví.
Puedo para que mi pasado sea alegría sin triste esclavitud de resentir, contando con el poder de mis sueños que abrazan la virtud de sonreír.
Puedo por que yo habito en mis adentros y la satisfacción es para mi, pero tu en cambio enfrentaras al mundo y tu precaria condición habla por ti.



- Posted using BlogPress from my iPhone

Si así tuviera...


Si tuviera que elegir un defecto elegiría la torpeza para gozar la virtud de los pacientes.

Si tuviera que elegir una actitud elegiría la vehemencia para abrigar el desaliento entre los que amo.

Si tuviera que elegir un capricho elegiría la opulencia para advertir el vacío tras tanto derroche.

Si tuviera que elegir un pecado elegiría la lujuria para reconocer sin prejuicios lo divino del ser humano.

Si tuviera que elegir una destreza elegiría la percepción para estar siempre alerta ante tanto fraude.

Si tuviera que elegir una obsesión elegiría coleccionista, para disfrutar del arte universal y sus talentos.

Si tuviera que elegir o no hacerlo me dejaría fluir como la naturaleza y su armonioso ejemplo.



- Posted using BlogPress from my iPhone

Aprehensión




No se de mi lo que se de tu mundo
tus gustos, tus colores, tu sabor,
el rasgo de cada uno de tus gestos
y en cifra lo que llama tu atención.

Pensando en tu silencio voy muriendo
me aferro a nuestra historia con amor;
no dices con palabras lo que sientes
dándole rienda a mi imaginación.

Nací con la premisa sobre tiempo
probe desde la cuna ser quien soy
le robe espacio al mundo con mi huella
y hasta que llegue a ti perdí el control.

La virtud de mi espíritu entusiasta
capaz de emanciparse de la cuna
conoció del placer sus libertades
y en ti fatalidad como fortuna.

Por esa causa siempre me equivoco,
consiento a los caprichos del dolor
que exigen que me invente mil pretextos
antes pretender decir adiós.


- Posted using BlogPress from my iPhone