Espejismo no es amor





Un día sentí profundamente mariposas en el estomago y supuse que me llego el amor.
Luego note que no solo es emoción pero también sacrificio y me resigne.
A pesar de lo incierto de las caricias mas parecidas a simple antojo, me convencí que todo era inevitable consecuencia.
Así llego la tristeza y el vacío cuando un detalle pequeño se convierte en eslabón de una cadena constante que me causo decepción.
De pronto el cumulo de sentimientos aunado a los sinsabores me pareció tan amargo que me dedique a sufrir.
Culpe al amor de tal forma que lo ancle como tesoro en ruinas arrojándolo al fondo del mar.
De pronto volví a sonreír, y pensé que en otro cofre podría volver a reunir los detalles del amor.
Respire como en salto al vacío y en contacto con mis poros que acariciaron al viento desahogue todo el furor.
Toque tierra despejada y con mis plantas en ella mi corazón reacciono en pulsos de libertad.
Vi mi todo en plenitud y por mas que escudriñara, solo emanaba amor.
Ame el suelo y sus cosechas, ame el cielo y ame el sol, mas allá del firmamento ame mi respiración.
Me refleje en las estrellas que entre el agua festejaban y dance a tono con ellas en sincronía con mi alma.
El tiempo ha sido implacable pero en su lección de excusas me aclaro la confusión.
No fue el ansia dominante ni el candor de las caricias y mucho menos el dolor.
La dependencia asfixiante que adquirí en el compromiso y se transformo en rencor.
Nada de lo que aparenta se podría justificar con el mas mínimo error.
La pasión, el egoísmo, los celos tan dominantes y un caos de relación.
Nunca es demasiado tarde, y con tantas experiencias se que "amor es solo amor".