Almas opuestas

Aunque todo parezca imposible...

En el amor genuino no hay reglas,
hay convicciones, no hay imposición, se comparte, no hay prisa, se disfruta, no hay sugestión, se asume con el corazón que todo cuanto uno da por el otro, es el verdadero lazo de una relación que esta destinada a existir.