Procura que tu verdad no sea atropellando la plenitud ajena,
el bumerán del hechizo llamado vida recobra fuerza en cada ciclo y vuelve a embestirte con tu propio deseo.

Procura que la ansiedad no este ligada a un capricho, las riendas de la dependencia tienen la velocidad en la que al estrellarse jamas queda nada vivo.

Procura en la seriedad dejarle espacio a la risa, por que el sentido del humor es arma que pulveriza las tragedias y el dolor.



Pregunta a tu realidad si es genuina o paralela, si mereces vivir así o estas fingiendo mientras buscas lo que encontraras cuando te quede todo menos vida...