Sin aparentar

Puedes ser hipócrita con el mundo, aunque es triste que te mientas reprimiendo tu sentir; puedes gritar con pasión una gran mentira, pero la zozobra llega cuando reflexionas en el encuentro contigo mismo tras quedar en soledad.

Finalmente nadie reposa en tus pensamientos....

Pero si declaras desde tu interior con la mente en blanco y el alma en paz, ahí reposa el poder superior dictando con fuerza tu razón de ser, tras cada latido de tu corazón, ahí te susurra con amor quien eres, que quieres, y como dirigirte en plenitud ¡Sin aparentar!