Distancia: La obra de un pincel llamado destino


La mejor edificación perece a las inclemencias del tiempo- Me repito constantemente esa idea para disipar un poco la depresión que me causa ese hastío.

Pensé vehemente en la mejor explicación para que comprendas el sentido de mis palabras, espero que la vida te ilumine a entenderme de la mejor manera para tu propio beneficio.

Cuida tus pasos, son un camino que tendrás que ver en tus recuerdos cada día de tu presente, y te haga feliz o no, nada se podrá borrar y reiniciar. Crea para ti un mundo que pase lo que pase te cause satisfacción. Si tienes que llorar que sea de nostálgica felicidad (también es plenitud).
Enfocate fríamente en que, no estas haciendo nada por nadie por que nadie irá a cada segundo contigo más que tu misma, así que construye desde ya el presente que quieres respirar, sentir y disfrutar cada que amanezcas y para siempre.
Mírate al espejo y piensa profundamente que vez en el, y que quieres ver en 5, 10,15 años y el resto de tu vida, eso es lo que reflejaras absolutamente en tu realidad por que nadie creerá en ti si tu misma no te has creído.
Si tienes que basar tus ideales en una fantasía, sostenla en tu memoria de forma que tarde o temprano se materialice por el hecho de que la fuiste creando. Los hechos son resultado de nuestras creaciones emocionales (Si lo creemos lo creamos, es así, siempre lo ha sido, de eso se tratan los milagros).
No vas a encontrar explicación a todo así que no te detengas a esperar saberlo, lo que tengas que conocer llegara a ti, así que no pierdas tiempo ni energía tratando de resolver por necedad lo que podría estarte robando tiempo valioso.
Cada ser humanó es dueño de sus momentos, así que no culpes a nadie de los tuyos, el lente visual tiene miles de colores y si has enfocado el lado oscuro por mucho tiempo nadie fue responsable de tu elección, pero si reconsideras, podrás con regocijo apreciar cada matiz nuevo.
Si muero sin volver a verte será triste desde el lado gris, pero enfoca nuestra realidad desde la luz y verás que podrás comprender mil enseñanzas que no cualquiera habría logrado atesorar y utilízalas para iluminar tu destino.
Todos vivimos exactamente lo que estábamos supuestos a vivir.
No te arrepientas. No hay peor tortura que el pensar que algo pudo ser y no lo causamos. Es hermoso saber que si caímos a un estanque fue para que aprendiéramos a nadar.
Salir a flote es el propósito.
Seguimos siendo ese esperma luchando por la victoria, todos tenemos una nueva fecundación, así que corre, no te detengas por nada ni por nadie, deja que tus virtudes, tu intuición y tu instinto te lleven a la meta, permítete tener miedo por que de el surge la valentía para todo logro.
No desprecies ser por diminuto o gigante que sea, por que estarás inevitablemente reflejando tus temores en cada uno de ellos, así que escoge amarte profundamente a ti misma y generarás autoestima y seguridad, así cualquier persona a tu alrededor vibrara a tu ritmo (y aunque siempre encontrarás negativos, la vida es una balanza de ambos necesaria) Si te topas con un cerco simplemente rodéalo o brincalo aunque sería genial construir en el una hermosa puerta.
Evita compararte, ni siquiera lo intentes por que hasta la piedra más brillante oscurece cuando cae el sol, todos tenemos genuinamente la oportunidad de ser plenos desde dentro con lo que estamos sintiendo más que siendo.
Visualiza tu ser a dimensiones, por que entre más lejos te enfocas más exploras y aprendes de tus propias capacidades.
Y no dependas de ideas, herramientas ni sueños ajenos; nada se disfruta más que ver un fruto desde su raíz sobretodo si ayudaste a esa semilla a caer en suelo fértil, sin embargo, su sabor y textura no dependen de ti, así que aprende que todo toma un curso independiente.
El secreto que mueve al universo se llama amor, el amor se transporta en múltiples esencias, se mueve para mostrarte su versatilidad complaciente, no lo estanques enfocandote con necedad donde lo viste por primera vez, puede que halla cambiado de lugar para consentirte y tu te lo pierdas por creer que no sabe evolucionar, dale permiso a tu cerebro de ayudar a tu corazón, ambos en sincronía siempre lograran lo mejor para ti (finalmente juegan en el mismo equipo).

¿Sabes que me hace plenamente feliz? que ahora y siempre seremos un solo ser, el que nació de la luz y cuando se despega del cuerpo vuelve a ella, eso significa que jamás estuvimos lejos.



Te amo hija.

Infancia... ¡Sea por Dios!

El mundo es ese secretó donde el miedo no hace mella en esta etapa de filósofos innatos para detener nuestra curiosidad y experimentar.