Infancia... ¡Sea por Dios!

El mundo es ese secretó donde el miedo no hace mella en esta etapa de filósofos innatos para detener nuestra curiosidad y experimentar.