¿Si o no.... Quizá?
No hay duda saludable...
En el momento precisó la existencia se va haciendo coherente, así que quizá sea una sana idea disfrutar caminando con el secretísimo delicioso en vez de martirizarnos con la amarga duda.
¡Lo que sea que deba suceder, sucederá!