Renuevate, motivate, reinventarse es mágico.





No existe prisión o libertad genuina que no nazca de la mente y su voluntad.
La fantasía y el éxtasis en cada emoción se disfrutan por lo que la mente emite.
La represión, las dudas, temores o resentimientos son otra moción que alberga como opción.
Si eres feliz lo serás en compañía o solitario, por que el exterior no te crea, simplemente te complementa.
De cualquier forma y en cualquier lugar pisamos el centro de la tierra.
Entonces huir de situaciones y buscar la plenitud cambiando de terreno, apariencia o actividad es totalmente inútil por que la causa del conflicto irá contigo al fin del mundo hasta que la aniquiles desde su médula ¡tu actitud!