La clave

Éramos un espíritu libre y explorador antes de ser esclavizados por esta idea de ser simples cuerpos sólidos y temporales.
Hoy le llamamos magia a lo que alguna vez reconocíamos como nuestra esencia sin condiciones miedos o limites.
¿A dónde se fue el espíritu?
Sonríe, es la primera clave a invitarlo a volver.




La sonrisa es la puerta al más elevado estado emocional que el subconsciente utiliza para activar la "magia" que nos mueve por dentro.
Las situaciones externas siempre son lo que son nos agraden o no, y siempre pondrán a prueba nuestra entereza en la confrontación.
Podemos ser pesimistas y optimistas, el verdadero poder esta en enfocarnos en elegir el optimismo en vez del pesimismo.
¡Y sonreír!