Vivir tu sueño

Todos nacemos con una habilidad y una torpeza.
Por eso es inútil exigirnos realizar algo para complacer a los demás, por que aunque les amemos, nuestra virtud solo florece en armonía con nuestro propósito de vida.
No podemos vivir la idea de alguien más, por qué tenemos la capacidad de generar las propias que nos harán genuinos y realizados.
Hay muchas formas de viajar, y múltiples caminos también; la comodidad es un ancla que nos heredan como buena idea para no tropezar historias ajenas, pero nuestra propia historia está en rumbo y los obstáculos son herramientas fundamentales para fortalecer nuestra voluntad y cumplir nuestra propia misión.
Quien no intenta, se equivoca y práctica con pasión, jamás se convierte en experto de su objetivo.